domingo, 24 de marzo de 2013

Los Canales




Hoy me escapé sin que me viesen me fui a la zona norte a recorrer otra ruta de Álvaro Monzón ( Los Canales), dos horas de pateo sin descansos y a las 10:30 de vuelta a casa. El camino es cómodo y podemos apreciar la importancia del agua y las infraestructuras que se construyeron para llevar el agua de la cumbre a la costa para regar las plataneras.





Caminos Atrasados



Hace un par de semanas volví a recorrer algunos caminos por los que no pasaba desde hace unos 30 años, siguiendo la ruta de la Laguna a Arucas  del ultimo libro de Álvaro Monzón . Los encontré muy cambiados. Cuando de pequeño subíamos al Pico por la acequia, solo nos encontrábamos a los eucaliptos bajo los cuales no crecía nada( en aquella época todavía los talaban cada dos años mas o menos. Cosa que ahora no hacen), solo tierra colorada, la casa misteriosa( nunca vimos a nadie en todas las veces que pasamos por allí), hasta llegar a las faldas del Pico, que era el reino de los helechos(mucho mas altos que nosotros). Las repoblaciones del Cabildo van cogiendo altura y dentro de nada la zona tendrá otro aspecto. Recuerdo la de camisas que perdimos tirándolas acequia abajo para ver cual llegaba mas lejos y las quejas de Juan Morales a nuestros padres.La de aventuras en las cuevas del estanque de la Raja( justo antes de donde acaba la acequia) y los primeros intentos de actividades náuticas en ese estanque.
La descripción del camino está en último libro de Álvaro, dejo como casi siempre un enlace a las fotos.




domingo, 10 de marzo de 2013

PLAYA DE LAS ANEAS


Hoy tocaba hacer un camino salvaje( menos mal que no nos acompañó nadie, que si no nos hubiesen crucificado a la vuelta). Son apenas 14 km entre la ida y la vuelta, pero los desniveles( alcanzar la degollada del Acebuche desde los dos lados) y la práctica ausencia de camino hacen duro el camino. Nos guiamos por la ruta publicada por José Manuel  Quesada en Infonorte Digital por lo que la perfecta descripción del camino esta vez hizo que no nos perdiésemos . Hay que decir que para una mejor realización de esta ruta sería conveniente conocer las pleamares, ya que al llegar a la playa te puedes quedar con el remordimiento de poder pasar a ella, ya que con marea alta ( y fuerte rebozo que había hoy) es practicamente imposible llegar a ella. Nosotros conseguimos bajar hasta la cueva donde alguien almacena  sus útiles de pesca y hasta un motor fueraborda, pero no pudimos pasar por el oleaje.
Como siempre ahí van los enlaces del Wikiloc y las Fotos.

Pd: Tremendos ejemplares de tabaibas y cardones que pueblan el barranco.